El Servicio de Salud Visual consta de un examen optométrico más completo que el estándar en el que se incluyen pruebas de imagen (retinografía, topografía, autofluorescencia, etc.), además de topografía corneal y la medición de las aberraciones oculares. Estas pruebas son enviadas a un sistema remoto de teleoftalmología para que un oftalmólogo especialista en retina las interprete y compruebe si están dentro de la normalidad o si el paciente necesita ser referido a un oftalmólogo u otro profesional de la salud.

Servicio de Salud Visual Ulloa Óptico

Servicio de Salud Visual Ulloa Óptico

¿Qué es una retinografía?

Actualmente dentro de nuestro Servicio de Salud Visual existe la opción de realizar una fotografía de su retina central, lo que se conoce como retinografía.

La retina es el único tejido del organismo en el que pueden observarse los vasos sanguíneos en vivo. El 80% de la información que recibimos a lo largo de nuestra vida es visual. Merece la pena que le dediquemos algo de atención, ¿no cree? ¿Qué le parecería dedicar 45 minutos de su tiempo a su retina?

En el tejido retiniano se reflejan numerosas enfermedades sistémicas graves, tales como la hipertensión arterial, la diabetes, el colesterol y los lípidos elevados, la arterioesclerosis y algunas enfermedades del corazón, entre otras.

Además, la retina se ve afectada por enfermedades oculares muy prevalentes tales como: la degeneración macular, el glaucoma, la retinopatía diabética, las trombosis vasculares… Estas afecciones aumentan su incidencia con la edad.

Es muy importante, por tanto, revisar la retina de forma periódica, para poder prevenir y tratar en el caso de que existan las enfermedades sistémicas y oculares.

En una retinografía veremos la mácula (parte central de la retina), el nervio óptico y los vasos sanguíneos de la retina.

Los españoles no estamos concienciados de lo importante que es la salud visual, todos deberíamos chequearla de la misma forma qué hacemos con la salud dental o cuando nos hacemos unos análisis. Cómo decimos en Ulloa Óptico: ver bien para vivir mejor.

No existe una edad concreta para realizar la prueba por primera vez, en cada grupo de edad está indicado revisarse por distintos motivos:

  • Niños y jóvenes: registrar la normalidad.
  • Menores de 40 años: prevención de enfermedades y poder comparar las imágenes en el tiempo en revisiones futuras.
  • Entre los 40 años y los 65: despistaje de enfermedades sistémicas y oculares.
  • En mayores de 65 años: detección y control evolutivo de enfermedades prevalentes en el paciente geriátrico sistémicas y oculares.

Para más información puede contactar con su tienda Ulloa Óptico más cercana.