CONSEJOS Y RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS

Saque el máximo partido a sus audífonos con los siguientes consejos

Adaptarse a un audífono nuevo lleva un tiempo. ¿Cuánto? Depende de la persona y de distintos factores. Por ejemplo, el grado de pérdida auditiva del usuario y si ha utilizado audífonos con anterioridad.

 

En su casa, en silencio

Intente acostumbrarse a todo tipo de sonidos nuevos. Escuche los ruidos del entorno e intente identificar cada sonido. Tenga en cuenta que puede percibir algunos sonidos de forma diferente a como está acostumbrado. Puede que tenga que aprender a identificarlos de nuevo. En poco tiempo se acostumbrará a los sonidos de su entorno. Y si no es así, contacte con su audioprotesista.

Si el hecho de utilizar el audífono le produce cansancio, apáguelo un rato y tómese un descanso. Poco a poco podrá utilizarlo para escuchar durante períodos de tiempo cada vez más largos. Pronto, podrá llevarlos cómodamente durante todo el día.

Conversación con otra persona

Siéntese con otra persona en una habitación en silencio. Colóquese frente a la otra persona, para ver con facilidad sus expresiones faciales. Es posible que oiga nuevos sonidos vocales, que le parecerán un poco molestos al principio. Sin embargo, en cuanto su cerebro se adapte a esa nueva percepción del habla, las voces le resultarán mucho más claras.

Escuchar la radio o la televisión

Cuando escuche la televisión o la radio, empiece por las noticias, ya que los presentadores suelen hablar con mucha claridad. Después, pruebe con otro tipo de programas.

Si le cuesta entender lo que se dice por la radio o la televisión, su audioprotesista le aconsejará sobre los accesorios disponibles para mejorar su capacidad de escucha de estas tecnologías.

Conversaciones en grupo

Cuando estamos en grupo, suele haber más ruido de fondo y es más difícil seguir la conversación. Es natural. En esas situaciones, concentre su atención en la persona a la que desea escuchar y colóquese de espaldas a las fuentes de ruido. Si se le escapa alguna palabra, pida a su interlocutor que se la repita.

Uso de bobina de inducción en la iglesia, el teatro o el cine

Cada vez existen más iglesias, cines y teatros u otros lugares públicos que cuentan con sistemas de bobina de inducción. Estos sistemas emiten el sonido de forma inalámbrica, para que lo capte la bobina de inducción de su audífono. Normalmente, los lugares que disponen de sistemas de bobina de inducción lo indican. Pida información a su audioprotesista.

 

Hablar por teléfono

Cuando hable por teléfono, incline el extremo del auricular ligeramente sobre su pómulo y coloque el teléfono un poco por encima de la oreja, cerca del micrófono del audífono. De este modo, el sonido llegará directamente al orificio del micrófono de su audífono. El audífono no silbará y usted podrá seguir mejor la conversación. Cuando tenga el auricular del teléfono en esta posición, procure hablar directamente al micrófono del teléfono, para que su interlocutor también le oiga bien a usted.

La mayoría de los audífonos retroauriculares llevan una bobina de inducción integrada. Si su teléfono tiene también un sistema de bobina, cambie al programa de bobina para mejorar aún más la recepción del sonido.

Recuerde que la bobina de los audífonos también puede captar señales indeseables de otros aparatos electrónicos, como teléfonos móviles, ordenadores, televisores, etc. Cuando utilice el programa de bobina, procure que el audífono quede a una distancia de al menos 2-3 metros de este tipo de aparatos.

Teléfonos inalámbricos y móviles

El diseño de su audífono cumple las normas internacionales más estrictas sobre compatibilidad electromagnética. No obstante, no todos los teléfonos móviles son compatibles con audífonos. Pueden existir interferencias, en grado variable, debidas a su teléfono móvil concreto.

Si le cuesta obtener buenos resultados con su teléfono móvil, su audioprotesista le aconsejará sobre los accesorios disponibles para mejorar las posibilidades de escucha.

Cosas que debe hacer y cosas que no para cuidar sus audífonos de forma óptima

Los audífonos de Oticon están diseñados para ser efectivos, fiables, duraderos y fáciles de utilizar. En su fabricación se emplean componentes de pequeño tamaño y un complejo sistema de circuitos. Para que su funcionamiento sea óptimo y sin problemas, es preciso tratarlos con especial cuidado. Aquí encontrará recomendaciones para evitar contratiempos y sacar el máximo partido a sus audífonos.

Utilice sus audífonos durante todo el día

La mejor forma de conseguir mejoras en la audición es practicar la escucha hasta que pueda llevar sus audífonos cómodamente durante todo el día. En la mayoría de los casos, no sacará todo el partido a sus audífonos si sólo los utiliza de vez en cuando.

Un audífono no le permite recuperar una audición normal. Tampoco puede evitar ni compensar pérdidas auditivas debidas a causas fisiológicas. Lo que sí hace es ayudarle a sacar más provecho de su capacidad auditiva. Si tiene dos audífonos, utilice siempre los dos.

Las principales ventajas de llevar dos audífonos son:

  • Mejora la capacidad para ubicar la procedencia de los sonidos.
  • Es más fácil comprender el habla en entornos ruidosos.
  • Se percibe un paisaje sonoro más completo y cómodo.

¿Qué debo evitar?

No exponga los audífonos a focos de calor extremos. Por ejemplo, no lo deje dentro de un coche aparcado al sol. Tampoco debe exponerse a la humedad; por ejemplo, a baños de vapor, duchas o lluvia intensa. No los seque en un microondas o en un horno de otro tipo bajo ninguna circunstancia. En pocas palabras, evite:

  • el calor,
  • la humedad
  • los productos químicos

Si la pila está húmeda, séquela, porque la humedad puede afectar a su funcionamiento. El uso de un kit antihumedad puede ayudar a evitar estos problemas e incluso a alargar la vida del audífono. Lea estos consejos y solicite más información a su audioprotesista.

Daños causados por el cerumen
El conducto auditivo produce cerumen, que puede obstruir el auricular. El cerumen es una de las principales causas de problemas en los audífonos a medida y RITE (receptor intrauricular). La mayoría de audífonos a medida y RITE disponen de un filtro u otro sistema que evita la entrada de cerumen.

Utilice a diario herramientas y un sistema de protección contra el cerumen para eliminar la cera que pueda haberse acumulado. Consulte con su audioprotesista cuál es el mejor sistema de protección contra el cerumen para sus audífonos y cómo puede sustituirlo.

Humedad y condensación
La humedad y la condensación pueden dañar los circuitos de los audífonos. Quítese los audífonos antes de nadar, ducharse o salir de casa bajo una lluvia intensa. No se deje los audífonos en el cuarto de baño. Seque con regularidad el sudor que se acumule dentro y alrededor de sus oídos.

Siempre que no esté utilizando los audífonos, deje abierto por completo el portapilas para que pueda circular el aire, sobre todo por la noche o durante periodos de inactividad más largos. Valore si merece la pena utilizar un kit de secado especial. Su audioprotesista puede asesorarle sobre el kit de secado más adecuado para sus audífonos.

Golpes
Cuando manipule los audífonos, es buena medida hacerlo sobre una superficie blanda para evitar que sufran daños si se le caen. Guarde los audífonos en su estuche original o en un kit de secado cuando no los esté usando.

Calor
Proteja los audífonos de la luz solar directa. No los deje cerca de estufas ni en el coche. Nunca los seque en el microondas ni en el horno.

Laca y maquillaje
El audífono puede dañarse por el contacto directo con productos químicos, como los de los cosméticos, lacas, perfumes, lociones para después del afeitado, protectores solares o repelentes de insectos. Quítese siempre el audífono antes de usar estos productos. Espere a que se sequen antes de volver a ponerse el audífono. Si utiliza algún tipo de loción, séquese bien las manos antes de ponerse el audífono.

Mantenga los audífonos fuera del alcance de niños y animales domésticos.
Mantenga los audífonos, sus piezas y las pilas fuera del alcance de niños y mascotas. El silbido de los audífonos puede alterar a los perros, que pueden llegar incluso a morderlos. Las pilas de los audífonos son peligrosas si se las traga un niño o una mascota. Si un niño o una mascota se tragan accidentalmente una pila o un audífono, acuda a su médico o veterinario.

Cómo solucionar problemas comunes de los audífonos

Problema
Silbidos al colocarse el audífono

Causa
Acumulación de cerumen
El audífono no está colocado correctamente

Solución
Acuda al médico para que revise su conducto auditivo
Quítese el audífono y vuelva a ponérselo

Problema
Ausencia de sonido

Causa
Pila agotada
Salida de sonido obstruida
Orificio del micrófono obstruido

Problema
Sonido distorsionado

Causa
Los contactos de la pila están sucios o tienen corrosión
Pila sucia o corroída
El audífono está conectado a una bobina de inducción

Solución
Abra y cierre varias veces el portapilas
Limpie la superficie de la pila con un paño seco o cámbiela
Cambie a la señal del micrófono (M)

Si ninguna de las medidas anteriores resuelve el problema,
consulte a su audioprotesista o acuda a su centro Ulloa Optico audiológico más cercano

SI NO ENCUENTRAS LO QUE NECESITAS, NO LO DUDES, PÍDENOSLO.

Siempre hay un centro Ulloa Optico cerca de ti en el que poder atenderte.