Las personas que consumen alcohol con moderación presentan un 50% menos de incidencia de cirugía para las cataratas que los abstemios o los que lo consumen en grandes cantidades.Un estudio, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Sidney y la Universidad de Melbourne, en Australia, examinó inicialmente a un total de 3.654 personas mayores de 49 años y, transcurridos 5 y 10 años, a 2.564 de ellos.

En un principio, no se observaron asociaciones significativas entre el consumo de alcohol y el riesgo a largo plazo de diferentes tipos de cataratas. Sin embargo, después de ajustar los parámetros de edad, género, tabaquismo, diabetes, miopía, estatus socioeconómico y uso de esteroides, la ingesta de más de dos consumiciones diarias de alcohol se asoció con un incremento significativo de la probabilidad de cirugía de cataratas, en comparación con la ingesta de una o dos consumiciones semanales.

Los abstemios también presentaban una mayor probabilidad de haberse sometido a cirugía de cataratas.

Fuente: American Journal of Ophtalmology Septiembre 2010